SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.12 número12Niveles de Afrontamiento y Autoeficacia emocional en los padres de hijos con cáncerEstudio sobre la Representación Social del Tatuaje en Adolescentes de 13 a 18 años índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Fides et Ratio - Revista de Difusión cultural y científica de la Universidad La Salle en Bolivia

versión On-line ISSN 2071-081X

Fides Et Ratio v.12 n.12 La Paz set. 2016

 

ARTÍCULO ORIGINAL

 

Mediación docente: una mirada desde Paulo Freire

 

Teaching mediation: a look from Paulo Freire

 

 

Cira Eugenia Fernández Espinosa1 Carmita Esperanza Villavicencio Aguilar2
1  Doctora en Filosofía, Directora de Posgrados de la Unidad Académica de Ciencias Sociales, Profesora de Filosofía y Ciencias Políticas. Coordinadora de Proyecto de Investigación Social. Universidad Técnica de Machala, El Oro, Ecuador cfernandez@utmachala.edu.ec
2  Doctora en Psicología, Profesora de las carreras de Psicología Clínica y Educación Inicial de la Unidad Académica de Ciencias Sociales. Integrante de Proyecto de Investigación Social. Universidad Técnica de Machala, El Oro, Ecuador cvillavicencio@utmachala.edu.ec
Artículo Recibido: 19-07-2016 Artículo Aceptado: 09-09-2016

 

 


Resumen

El objetivo de este trabajo es caracterizar la facilitación del proceso docente en las aulas universitarias, para fortalecer los procesos comunicacionales. Es una investigación descriptiva que se aplica a los estudiantes de la carrera de Sociología de la Universidad de Machala, la misma que permite aclarar sobre el carácter de la mediación que se realiza en los procesos de enseñanza aprendizaje. Se utiliza encuestas para propiciar que los estudiantes expresen su opinión y a partir de ello se desarrolla un análisis interpretativo. Los resultados determinan pautas para los procesos del mejoramiento docente en base a la implementación de una verdadera mediación.

Palabras clave

Mediación pedagógica, Proceso docente universitario, Procesos dialógicos, Subjetivación de saberes.


Abstract

The objective of this work is to characterize the facilitation of the teaching process in the university classrooms, to strengthen the communication processes. It is a descriptive research that applies to the students of Sociology of the University of Machala, the same that allows clarifying on the nature of the mediation that are performed in the processes of teaching and learning. Surveys is used to encourage students to express their opinion and from this develops an interpretative analysis. The results determine guidelines for the processes of teaching improvement based on the implementation of atrue mediation

Key words

Pedagogical mediation, University Teaching Process, Processes dialogic, subjectivities of knowledge.


 

 

Introducción

Mediación docente es una visión desde los estudiantes, trasmite las percepciones de los universitarios sobre la acción docente en el escenario áulico y las implicaciones que tiene el método en la interrelación de los actores del proceso enseñanza aprendizaje y las posibilidades comunicacionales para potenciar el desarrollo de competencias y valores a lo largo de la formación profesional.

Los objetivos propuestos para este trabajo investigativo son: a) Caracterizar la facilitación del proceso docente en las aulas universitarias para fortalecer los procesos comunicacionales como una herramienta en la educación; b) Describir las actitudes de los docentes frente a la apropiación de los saberes; c) Estructurar la significación de los momentos comunicacionales; y, d) Determinar el compromiso docente y discente frente al saber. A partir de los resultados obtenidos en la investigación se logró caracterizar las debilidades y fortalezas de los y las docentes y las expectativas de los jóvenes en relación a la medición.

 

Desempeño docente y el proceso de mediación

La profesión docente en los diferentes niveles está cambiando en forma acelerada, en la universidad este puede percibirse con mayor intensidad, debido, entre otras cosas a la influencia de las Tecnologías de Información y Comunicación, TICs, que moviliza la información que supera la capacidad de asimilación por parte de los estudiantes. Ahora los maestros universitarios, deben manejar mayor volumen de información, tanto para la tarea docente como para la investigativa y de vinculación con la colectividad. Estar actualizados aporta mucho al momento de mediar en los aprendizajes, puesto que el docente universitario es asesor, tutor, que planifica en forma adecuada los espacios pedagógicos para que los estudiantes avancen con mayor rapidez en la apropiación y reproducción del conocimiento.

Compartimos con Escobar (2011) que la mediación del aprendizaje es "un proceso de interacción pedagógica; social, dialógico, lúdico, consciente, intencional, sistemático, destinado a generar experiencias de buen aprendizaje" (p. 60).

Desde lo pedagógico, una mediación asegura los escenarios para el desarrollo de aprendizajes significativos, término acuñado por Ausubel (2002), para relievar la importancia que tiene enfrentar los conocimientos nuevos con las experiencias cognitivas anteriores, en la cual la reacomodación de los conocimientos tiene importancia en virtud del significado que tienen los conceptos nuevos para el sujeto. Para que exista la significatividad de los contenidos en los procesos de aprendizaje en la educación terciaria, estos deben reunir requisitos como: claridad, correspondencia con una estructura lógica y aplicabilidad. Al respecto, manifiestan Rodríguez, Moreira, Caballero y Greca (2010):

Aprendizaje significativo es el proceso que se genera en la mente humana cuando subsume nuevas informaciones de manera no arbitraria y sustantiva y que requiere como condiciones: predisposición para aprender y material potencialmente significativo que, a su vez, implica significatividad lógica de dicho material y la presencia de ideas de anclaje en la estructura cognitiva del que aprende." (p. 26).

La mediación no es solamente un proceso técnico, es también social y ético, puesto que requiere de predisposición del docente: cognitiva, emocional y actitudinal. En el acto de mediación deben estar interrelaciones los actores del proceso enseñanza aprendizaje, la intencionalidad de la tarea, la reciprocidad, la motivación, el razonamiento. La mediación es posible por el lenguaje, el mundo simbólico y el manejo de códigos, según la teoría de (Vigotsky, 1998).

Los procesos de enseñanza aprendizaje promueven adaptación del sujeto a la vida social, por ello en la universidad no son suficientes los procesos de trasmisión de conocimientos, sino más importante son los procesos de formación integral: saber, ser, y hacer.

Si la mediación involucra formación integral, entonces se convierte en una tarea además de pedagógica, ética, política y social. El pensamiento socio-crítico con el componente pedagógico en la formación docente, permiten recrear una educación social, cívica y política frente a la razón instrumental que caracteriza la educación superior (Padilla, et al, 2012), para el pensamiento crítico es importante una visión de totalidad, pues las visiones ingenuas o reduccionistas deforman el conocimiento. "Es transformando la totalidad que se transforman las partes y no al revés. En el primer caso, su acción, que estaría basada en una visión ingenua meramente "focalista" de la realidad, no podría constituirse en compromiso" (Freire, 2002, p. 5). Los sujetos a quienes se educa pertenecen a una sociedad, generalmente interesada en que la escuela refuerce la costumbre, desarrolle valores y a la vez prepare a los jóvenes para los procesos productivos y para la vida. El docente no puede evadir su tarea mediadora para que los estudiantes sean gestores de sus proyectos de vida. Enfatiza sobre ello Giroux (2013) "La actividad del docente no es neutral es siempre ampliamente política e intervencionista en cuanto a los efectos del conocimiento que produce, las experiencias del aula que organiza y el futuro que asume las incontables formas en la que ella se dirige al mundo" (p. 14).

La eficacia en los productos de mediación necesita de la actualización permanente del maestro para estar acorde a las demandas de formación académica de los profesionales, porque la ciencia no está acabada, está en construcción; esto significa tener dominio de la disciplina que imparte del método de la ciencia y habilidades para manejar información y compartirla con los estudiantes. Los dominios de la ciencia junto al dominio pedagógico son importantes en el trabajo universitario, ello prestigia la docencia y desarrolla confianza de los estudiantes.

En el desarrollo de otras potencialidades como la imaginación, el docente debe proyectar una posibilidad de cambio, crear algo nuevo. La enseñanza "es una tarea profesional que exige amorosidad, creatividad, competencia científica y humana, que exige la capacidad de luchar por la libertad sin la cual la propia tarea perece" (Freire, 2012, p. 9); la pedagogía crítica exige docentes humanistas, dispuestos a reflexionar y deliberar, para transformar la realidad (Nussbaum, 2010).

 

La mediación y los procesos comunicacionales

Los docentes en su rol de mediadores, permanentemente están facilitando las construcciones del aprendizaje. En este sentido, Ciuffolini y colaboradores (2007) manifiestan que "La mediación será posible en la medida que el estudiante se sienta reconocido como "sujeto" activo y participante en esta construcción conjunta que hace son sus docentes" (p. 143) En educación el monólogo es aislamiento, negación; la palabra pronunciada y la comunicación son apertura de la conciencia del sujeto de la educación hacia los demás. "Con la palabra, el hombre se hace hombre" (Freire, 2005, p. 3), la palabra pronunciada provoca reencuentros con los otros, surge el diálogo, la comunicación que permite al hombre recrear el mundo en la palabra generadora que adquiere significaciones a veces opuestas, con otras coincidentes. La comunicación es una interacción activa que acerca sin invadir los espacios de los otros, provocando lazos afectivos que refuerzan los procesos de aprendizaje.

Los procesos comunicativos en el aula desde la visión tradicional restringen el pensamiento crítico a los estudiantes porque al negar la palabra, en la práctica prolongada del silencio, la racionalidad se atrofia. La comunicación vertical en el aula rompe la unidad del par educativo docente-estudiantes, se pasa a niveles de imposición. Cuanto más dice su palabra sin considerar la palabra de los otros, tanto más ejerce el poder (Freire, 2005), más se aporta a reafirmar la educación tradicional, que es una educación opresora, que no considera "que el diálogo como encuentro de los hombres para la pronunciación del mundo es una condición verdadera para su verdadera humanización." (Freire, 2005, p. 112).

Es importante y necesario, asumir el diálogo como una estrategia de enseñanza-aprendizaje en todos los niveles educativos, es parte de una educación democrática, que permite una reflexión conjunta: aclarar mitos, errores de interpretación, superación de conflictos cognitivos. La inseguridad epistemológica que surge en la construcción del conocimiento, se clarifica en los procesos dialógicos reflexivos.

No hay diálogo verdadero si no existe en los sujetos un pensar verdadero. Pensar crítico que, no acepta la dicotomía mundo-hombres, reconoce entre ellos una inquebrantable solidaridad. Este es un pensar que percibe la realidad como un proceso, que la capta en constante devenir y no como algo estático. "Una tal forma de pensar no se dicotomiza a sí misma de la acción y se empapa permanentemente de temporalidad, a cuyos riesgos no teme" (Freire, 2005, p. 57).

El diálogo en los procesos educativos, permite interactuar no solamente con los contenidos científicos, lo hará también a nivel de las actitudes para el cumplimiento de la tarea, en el involucramiento en la investigación, en la relación entre pares. Entonces, en este nivel el diálogo educa en valores para la acción en la vida cotidiana. Los estudiantes que aprenden a escuchar y a opinar desarrollan competencias para la vida ciudadana. El maestro debe estar preparado para asumir el diálogo como el encuentro con los estudiantes, para avanzar a la lectura de la realidad, la comunicación e intercomunicación de los logros, así tendrá mayor significado su tarea de mediador.

Un maestro tradicional no podrá avanzar hacia el método dialógico que es profundamente reflexivo, contradictorio, que niega para hacer parir la verdad, como lo asegura el maestro Sócrates, "El diálogo se impone como el camino mediante el cual los hombres ganan significación en cuanto tales" (Freire, 2005, p. 57).

 

Subjetivación y utilización del saber

La acción material o intelectual del hombre humaniza el mundo, a la vez en la acción el hombre se humaniza. Si los hombres hacen, es porque son capaces de reflexionar, el hacer es acción, es praxis (Freire, 2005, p. 167). En la actividad el hombre crea, para sí y para los otros y al mismo tiempo hace cultura. "Y en este juego de relaciones del hombre con el mundo y del hombre con los hombres, desafiando y respondiendo al desafío, alterando, creando, es lo que no permite la inmovilidad, ni de la sociedad ni de la cultura" (Freire, 2007, p. 32).

El hacer es la acción del hombre para pensar, producir, embellecer, transformar, crear, que se manifiesta en su práctica, expresa cualidades como la imaginación, la habilidad humana para perfeccionar. La mediación del docente debe convertirse en una actividad creadora, el tareismo académico mutila la creatividad del estudiante, en tanto limita a que los estudiantes desarrollen actividad intelectiva y práctica que impulsa a producir algo. El hacer es intencional, por ello trasciende y su efecto recae fuera del sujeto, el hacer puede favorecer la transformación de la realidad o simplemente reproducirla. En la tarea de educar es importante reconocer la intencionalidad del mediar para el hacer y su transcendencia en los procesos de transformación. Una reflexión crítica sobre el hacer en la práctica universitaria permite visualizar como organizar las actividades del currículo para el cumplimiento de la tarea de la educación que no es el estudio en sí mismo, sino el aprendizaje para la acción y la transformación, con una fuerte carga de investigación y vinculación con el contexto.

Formar profesionales competentes significa desarrollar una acción pedagógica comprometida con la transformación de la realidad. Formar hombres como seres sociales es más significativo que formar profesionales; ser profesional es un atributo "no puedo mientras ejerza un quehacer atributivo, negar el sentido profundo del quehacer sustantivo y original" (Freire, 2002, p. 5). Por ello, los estudiantes universitarios deben aprender a reflexionar en la praxis. "La primera acción para que un ser pueda ejercer un acto comprometido, está en que éste sea capaz de actuar y reflexionar" Acción y reflexión son la manera de existir del hombre (Freire, 2002, p. 3). La universidad se convierte en un espacio importante para orientar a los jóvenes a un estudio riguroso de la realidad a fin de que éste pueda salir de una percepción sensitiva e ingenua a una abstracción compleja que les abre la posibilidad de transformar la realidad local y latinoamericana que no es común.

En los postulados de Freire (2002, p. 7) señala "América Latina exige de sus profesionales una seria reflexión sobre su realidad, que se transforma rápidamente, de la cual resulte su inserción en ella. Inserción que, siendo crítica, es compromiso verdadero. Compromisos con el destino del país. Compromiso con su pueblo. Con el hombre concreto. Con el ser más de este hombre"

En la modernización de la universidad y los procesos de la globalización, se ha dado importancia a la labor mediadora del docente como un proceso de acompañamiento, de tutoría y asesoría para que los estudiantes puedan producir en forma autónoma sus conocimientos y desarrollar aprendizajes significativos. La mediación desde la nueva concepción exige dejar las estrategias didácticas tradicionales y pasar a la construcción activa del conocimiento, lo que a su vez requiere una nueva organización de los procesos curriculares

 

Materiales y Métodos

En tanto la mediación pedagógica es un proceso que abarca la participación del docente y los estudiantes, siendo importante la calidad del acompañamiento para conocer del mismo, hemos procedido a elaborar encuestas para recoger la opinión de los involucrados.

De acuerdo con Balestrini (2001), el presente trabajo es una investigación de campo, debido a que permite estudiar un fenómeno social en su ambiente natural, donde se observan los hechos tal y como se presentan sin manipulación intencional de las variables, que para este caso consiste en caracterizar la mediación docente desde la visión de los estudiantes universitarios.

Es una investigación de tipo descriptivo, según Méndez (2003), los estudios descriptivos tienen el propósito de delimitar los hechos que conforman el problema de investigación, permiten identificar formas de conducta y actitudes de las personas que se encuentran en el universo de la investigación, establece comportamientos concretos y descubre y comprueba la asociación entre las variables planteadas.

Según Cozby (2004), la población se compone de todos los individuos que le interesan al investigador. Para este caso se contó una población de 150 alumnos de la carrera de Sociología de la Universidad Técnica de Machala. La muestra es de 28 estudiantes de pregrado, correspondiente al octavo nivel: 18 mujeres y 10 varones. La cantidad de mujeres se determina por cuanto la carrera cuenta con el doble de mujeres matriculadas. En el proceso de análisis se ha recopilado información procedente de artículos publicados en torno a la temática planteada.

 

Resultados y Discusión

Al realizar el análisis de correlación de las variables que integran las preguntas del cuestionario dirigido a los estudiantes de la escuela de Sociología y Ciencias Políticas de la Universidad Técnica de Machala, que se detallan con sus respectivas nomenclaturas utilizadas en el cuadro: Pensamiento crítico - PC; Respeto a las diferencias - RD; Motivación de procesos - MP; Fortalecimiento de la intercomunicación - FINT; Acompañamiento del desarrollo intelectual - ADINT; Libertad de expresión- LEX; Espacios para la toma de decisión de estudiantes - ETDE; Comunicación fluida y transparente - CFT; Cumplimiento de compromisos - CC y finalmente Igualdad de oportunidades IO.

Hemos encontrado que existe correlación entre las variables: fortalecimiento de la intercomunicación con el respeto a las diferencias; la libertad de expresión con la motivación de los procesos; libertad de expresión con espacios para la toma de decisiones, las mismas que no tienen una alta significancia, sin dejar de ser importantes. Dentro de las correlaciones significantes encontramos que existe una relación de la comunicación docente fluida y transparente, que es predictor del fortalecimiento de las interrelaciones y cumplimiento de las tareas.

Como se analizará más adelante en la Tabla 2, según opinión de los estudiantes que consideran que la comunicación es poco fluida y transparente:

Porcentualmente la Comunicación fluida y transparente al representar el (57.14%) en la escala de poco frecuente, incide en forma directa en el poco Fortalecimiento de las interrelaciones (53.57%) y en el Cumplimiento de los compromisos (60.71%) que denota una debilidad en el proceso pedagógico del aula. Según Keidar (2006) señala que "La habilidad del profesor para comunicarse se expresa por la transmisión correcta y consciente del mensaje de una naturaleza tal que asegurará la máxima efectividad del contenido didáctico". (p.9). Según la autora citada, la comunicación objetiva tributa a la calidad de los procesos, en nuestro caso al acompañamento del desarrollo intelectual de los estudiantes, que es uno de los objetivos de la mediación docente

Una comunicación fluida y transparente aporta para la libertad de expresión y la toma de decisiones por parte de los estudiantes. Hay una contradicción en tanto, en la primera los alumnos responden que siempre está presente (57.14%), sin embargo, no hay espacio para las decisiones estudiantiles (57.14%) que es poco frecuente. Posiblemente, la libertad de expresión tal como ocurre con el pensamiento crítico no están bien conceptualizadas. Es importante resaltar que en el cuadro de correlaciones no existe una vinculación directa entre el desarrollo de pensamiento crítico y la comunicación fluida; sin embargo, consideramos la probabilidad de que los propios encuestados no conocen el verdadero significado de la criticidad; en una publicación de Facione (2007) se narran acuerdos a los que llegan los participantes de un consenso, nos habla del espíritu crítico como "curiosidad para explorar, agudeza mental, dedicación apasionada a la razón y deseos o ansia de información confiable" (p.7). Justamente, esa información confiable es poco frecuente (93%), según las respuestas de los estudiantes, el pensamiento crítico, no tiene un lugar privilegiado en el contexto universitario, ello conlleva a que los alumnos no sean capaces de tomar su propias decisiones, ni expresarse libremente. Estas reflexiones nos hacen pensar que la educación universitaria en el contexto tiene dificultades para llegar a cumplir con los estándares de calidad.

 

Conclusiones

En la Universidad Técnica de Machala, en opinión de los estudiantes no se supera la forma tradicional de enseñanza aprendizaje, generalmente la clase se basa en la exposición de los docentes y de los estudiantes se exige la repetición memorística de los conocimientos. En virtud de que, el trabajo docente no logra rebasar los límites de la pedagogía tradicional, es importante pasar del aprendizaje reproductivo al aprendizaje autónomo y el pensamiento crítico que exige una facilitación transformativa, siendo necesaria la metodología dinámica que utilicen los docentes para fortalecer la participación activa en los estudiantes, siendo ellos los constructores del conocimiento.

Los procesos docentes no refuerzan la acción deliberativa, por ello, los estudiantes no serán capaces de consensuar, reconociendo las diversidades, esto supone que no se aprovecha los espacios pedagógicos para el trabajo reflexivo y participativo de los estudiantes. Es pertinente reforzar las actividades participativas y el trabajo grupal, fundamentalmente aquellas relacionadas con el debate, la socialización de saberes, elaboración de trabajos reflexivos para la resolución de problemas de la cotidianidad. Se constata que la mediación docente no cubre las expectativas de los estudiantes, tanto para el desarrollo de los procesos de aula como también en las tutorías y asesorías académicas importantes para el desarrollo de habilidades intelectuales, sociales e investigativas. Los docentes cumplen con los compromisos declarados en el encuadre; sin embargo, vale recalcar que éstos van relacionados con los contenidos y no se corresponden con el trabajo autónomo de los estudiantes, ni con una educación integral. Es necesario que la universidad introduzca procesos de facilitación más dinámicos que permitan entablar una relación más estrecha con los educandos, a partir de la planificación del aprendizaje autónomo y la mediación docente. Es relevante abrir espacios donde la palabra discente sea el centro del proceso de enseñanza aprendizaje.

 

Referencias

•    Ausubel, D. (2002). Adquisición y retención del conocimiento. Una perspectiva cognitiva. Barcelona: Paidós.        [ Links ]

•    Balestrini, M. (2001). Como se elabora el proyecto de investigación. Caracas: BL Consultores Asociados.        [ Links ]

•    Ciuffolini, D. J. (2007). Cine y Literatura como elementos para la mediación pedagógica: una experiencia desde la medicina familiar. Archivos en Medicina Familiar, 143 - 145.         [ Links ]

•   Cozby, P. (2004). Métodos de Investigación del Comportamiento. México: McGrawHill.        [ Links ]

•    Escobar, N. (2011). La mediación del aprendizaje en la escuela. Acción Pedagógica, 58 -73.        [ Links ]

•    Facione, P. (2007). Pensamiento crítico: ¿Qué es y por qué es importante? INSIGHT ASSESSMENT, 1 - 22. Obtenido de http://www.edu-teka.org/PensamientoCríticoFacione.php        [ Links ]

•     Freire, P. (2002). Educación y Cambio. Buenos Aires: Siglo XXI. Freire, P. (2005). Pedadogía del Oprimido. Buenos Aires: Siglo XXI.        [ Links ]         [ Links ]

•     Freire, P. (2007). La pedagogía de la Libertad. México: Siglo XXI. Freire, P. (2012). Cartas a quien pretende enseñar. Buenos Aires: Biblioteca Nueva.        [ Links ]         [ Links ]

•    Giroux, H. (2013). La pedagogía crítica en tiempos oscuros. Praxis educativa, 14.        [ Links ]

•    Keidar, D. (2006). La comunicación en el aula. Venezuela: CODEPRE.        [ Links ]

•     Méndez. (2003). Metodología, Diseño y Desarrollo del Proceso de Investigación. Bogotá: Mc Graw Hill.        [ Links ]

•     Nussbaum, M. (2010). Sin fines de lucro. Madrid: Katzz.        [ Links ]

•     Padilla Beltrán , J. E., Vera Maldonado, A., & Silva Carreño, W. H. (2012). La formación del componente pedagógico del docente universitario desde un enfoque sociocítico. Ágora, USB, 165 -177.        [ Links ]

•     Rodríguez Palmero, M. L., Moreira, M. A., Caballero Sahclices, M., & Greca, I. M. (2008). La teoría del aprendizaje significativo en la perspectiva de la psicología cognitiva. Barcelona: Ediciones Octaedro. Vigotsky. (1998). Pensamiento y lenguaje. La Habana: Pueblo y Educación.        [ Links ]         [ Links ]